Otros efectos de usar perfume

Las personas suelen comprar sus perfumes basándose únicamente en su aroma con el único propósito de tener un buen olor corporal. Es importante saber que los perfumes, además de proporcionar un buen olor corporal, tienen otros efectos secundarios en el cuerpo humano, especialmente en el cerebro.  A continuación le contamos algunos efectos:

Evocan emociones

 

El olfato, como parte de uno de los 5 sentidos del ser humano, tiene consecuencias en el mismo. La percepción de ciertos olores puede provocar cambios en el estado de ánimo, ya sea buenos o malos. Por eso, el olfato esta considerado como uno de los sentidos más relevantes para generar emociones debido a nuestra memoria olfativa.

¿Cómo funciona la memoria olfativa?

La memoria olfativa está asociada al sistema límbico de nuestro cerebro, es decir, la parte que genera respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales. En este caso, el olor. El olor accede a través de nuestros epitelios olfatorios de las fosas nasales para después enviar señales al bulbo olfatorio. El bulbo olfatorio manda información a las diferentes partes del cerebro, entre ellas, el sistema límbico, provocando la emoción. Así es como el olor se queda registrado en nuestro cerebro  con una emoción relacionada.

Nos ayuda a recordar

 

Antes hemos hablado de la memoria olfativa, y de como un olor puede guardarse en nuestra memoria y provocar emociones. Que un olor se guarde en nuestra memoria puede hacer que nos recuerde ciertas situaciones, cosas o/y personas. Por ejemplo, si una persona utiliza un perfume frecuentemente, cada vez que olamos este aroma, recordaremos e identificaremos a las personas que lo utiliza.

Aumenta nuestro “sex-appeal”

 

El uso de ciertos perfumes, además de mejorar el olor corporal, puede incrementar tu atractivo sexual hacia ciertas personas gracias a las feromonas. Las feromonas son sustancias químicas que el ser humano desprende para generar ciertos comportamientos en los individuos.  El sector de la cosmética utiliza feromonas artificiales para introducirlas en sus perfumes de forma concentrada y como aditivo cosmético olfativo con el fin de incrementar el “sex-appel” de las personas. Aunque no es una ciencia cierta, están investigando en ello.  Podemos encontrar perfumes de mujer  con feromonas como Gucci Russ de Gucci o Amor Amor de Cacharel. Y perfumes de hombres como Jazz de Yves Saint- Laurent o Farenheit de Dior.

Muestra tu personalidad

 

El uso de determinadas prendas de ropa expresan información sobre nosotros sin quererlo o incluso, que nos pongamos una camiseta u otra puede ser una declaración de intenciones. Esta función también se produce con los perfumes. El uso de uno u otro, habla de nosotros, ya sea de forma voluntaria e involuntaria. Personas que utilizan perfumes florales se caracterizan por ser románticas y apasionadas. En el caso de fragancias más frutales, muestran a un tipo de persona más optimista, original y divertida. Personas deportistas, activas y dinámicas, utilizarán un perfume más cítrico, por ejemplo.

perfumes

 

Como podemos observar, los perfumes proporcionan mucha información de las personas que nos llega, normalmente, de manera inconsciente. A partir de ahora, muchas personas se pensaran dos veces qué tipo de perfume escoger antes de comprarlo.