Ideas para preparar un cumpleaños infantil

Si hay una fecha que nuestros niños esperan con emoción es el de su cumpleaños. Eso de ser el prota por un día, la fiesta con sus amigos y, sobre todo, lo de poder decir que “ya son mayores” hace que este día sea especial, y nosotros, sus padres, queremos que lo sea aún más. Y por eso nos embarcamos en esa locura de preparar una fiesta de cumpleaños.

Para que no acabes pensando eso de “quién me mandaría a mí meterme en este jaleo”, y vosotros también disfrutéis de su fiesta de cumpleaños, vamos a  daros unos consejos que os ayudarán a planificaros.

 

Piensa en los niños que van a venir

Y en que probablemente vengan con, al menos, uno de los padres. Esto es muy importante sobre todo si no tienes mucho espacio. Siempre es una opción decirles a los padres que vengan a buscar a sus retoños a partir de cierta hora, pero si tienes espacio, piensa en que quizás no es mala idea que se queden (y te ayuden a controlarlos…).

Ten en cuenta que la fiesta es para que disfrute tu peque y que a él le gustará que estén sus amigos. Si es necesario, haz una celebración más formal con la familia y otra con los amigos del colegio y del resto de actividades que hagan tus hijos.

Captura

Y calcula la comida en función de los invitados

Recuerda que los peques tienen sus propios gustos y que un día es un día, así que no pasa nada porque la comida no sea sana, ¡es un cumpleaños! Si quieres invitar también a los padres puedes hacer dos “menús” diferentes, aunque, dependiendo de la hora a la que se celebre el cumpleaños, a lo mejor no es necesario.

Sin embargo, si quieres ofrecer algo a los papás nuestro consejo es que se sirva un poco más tarde, cuando nuestros retoños ya estén jugando. Seguramente los padres disfrutemos más en ese momento de un rato de charla adulta.

 

No te olvides de la tarta

Con todo el boom de la repostería creativa los que no somos muy mañosos nos hemos visto obligados a olvidarnos de la tarta de galletas tradicional y acabar recurriendo a las de encargo… o quizás no sea necesario.

Hoy en día hay obleas para tartas infantiles con sus personajes favoritos impresos, y totalmente comestibles que harán que un bizcocho se convierta en una maravillosa tarta. Fácil, sencillo y para toda la familia ;)

 

Punto clave: la decoración

Si nuestro hijo o hija pasa por una fase de absoluta obsesión con un tema (véase piratas, dinosaurios, princesas o cualquier serie de televisión) podemos hacer una fiesta temática. Si no tienes mucha imaginación la clave está en Pinterest y sus ideas molonas para hacer un cumpleaños de lo más genial.

Si no tiene ningún tema que le fascine lo suficiente, o simplemente no te quieres liar mucho, apunta: globos, vasos y platos de papel de colores y unos pompones o unas guirnaldas y ya tienes la decoración perfecta.

Que no se te olvide: las actividades

Si los niños no van a tener un espacio donde poder jugar libremente, este punto es aún más importante. Siempre está bien tener planeada alguna actividad o juego infantil para entretener a los más peques. En internet tienes muchas opciones pero revísalas con tiempo por si necesitas algún tipo de material para poder realizarlas.