Evolución en el comportamiento de la compra online

Ya no hay duda, el futuro de las compras se encuentra en Internet. Y a día de hoy, el comercio que no quiera reconocerlo o prestarle su debida atención, tendría que replanteárselo. Año tras año, el volumen de transacciones que se realizan a través de internet crece imparable. Tenemos que remontarnos tan solo veinte años atrás para recordar esos primeros Ecommerce que se dedicaban a vender artículos usados de segunda mano, libros, a realizar subastas o, incluso, a poner en contacto a comprador y vendedor. Por aquel entonces, los usuarios o clientes que decidían comprar ciertos artículos a través de internet eran, básicamente por una cuestión de precio y comodidad.

El precio no lo es todo

Hoy en día, tanto el precio como la comodidad siguen estando muy latentes en las mentes de los consumidores online, pues siguen siendo motivos de peso a tener en cuenta cuando nos decidimos a comprar algo a través de internet vs comercio físico. Pero, al contrario de lo que muchos puedan pensar, el precio y la comodidad no lo son todo. A los usuarios nos mueven diversos factores más a la hora de comprar por internet, sí. Muchos comercios online han decidió apostar por la verticalidad y ser realmente buenos en lo suyo, en lugar de abarcar a las grandes masas, y aquí está la clave. Un claro ejemplo de este tipo de Ecommerce especializado lo podemos ver en la sastrería de trajes a medida online Blackpier.com, que ha decidido abogar por este concreto sector del mercado que demanda ropa a medida de calidad a un precio razonable. ¿Quién nos iba a decir que sería posible comprar un traje hecho a medida, con las medidas corporales de cada uno, así como con las opciones de estilo y personalización favoritas, a través de internet y recibirlo en tan solo 15 días en casa? Sí, la calidad y artesanía se pueden comprar ya online al mejor precio. Este tipo de comercios, hacen posible que los usuarios puedan disfrutar de aquellos productos que resultan prácticamente imposibles de encontrar en una tienda física. Y si a ello le añadimos una atención al cliente ejemplar, tenemos ya la receta del éxito lista para servir.

Sastreria

 

Factor confianza, un valor en alza

Uno de los grandes muros a romper dentro del comercio electrónico siempre ha sido, y aún es, la confianza de los clientes. Ganarla cuesta muchísimo y, en cambio, perderla muy poco. Ante un entorno de venta mucho más frio que el de un comercio físico resulta complicado ganarse la confianza de los consumidores. En internet, todo se encuentra a un clic de distancia, lo cual resulta un arma de doble filo si no conseguimos captar la atención del cliente y, sobretodo su confianza, debidamente en esos primeros instantes de su visita. Puede que el precio del producto ofertado sea competitivo, el plazo de entrega ideal, las condiciones de devolución perfectas, pero el usuario da con una información que no es clara para él. La probabilidad de que se produzca el abandono es muy alta, pues no todos los usuarios deciden enviar un correo o llamar para despejar su duda. En internet, lamentablemente, puede resultar más sencillo visitar otra tienda online y realizar la compra allí. Puede que en esa otra tienda la información si esté clara al 100%. Por suerte, los compradores de hoy están perdiendo cada vez mas ese miedo a introducir datos personales y de pago online, también una de las grandes barreras.

 

Nuevas tendencias en el Ecommerce

La mayoría de los comercios electrónicos de hoy solicitan el pago de sus productos por adelantado. ¿No os parecería razonable también dentro del mercado online primero ver, tocar y después pagar? Es lo que permiten empresas de servicios como Sequra. Un sistema perfecto también para erradicar esa falta de confianza por parte de los usuarios.

sastreria hombres

Las mujeres continúan siendo las líderes indiscutibles dentro del mercado online, ellas son las que mas compran ¿qué duda cabe? ;-) No obstante, estos últimos años el hombre ha crecido mucho, en cuanto a compras online se refiere, por lo que podemos decir que las distancias entre ellos y ellas han sido reducidas.

El móvil será el rey. Digamos que se trata de un príncipe ya muy crecidito. Las compras desde móvil son el futuro. Así pues, aquel comercio online que no tenga su plataforma adaptada para resoluciones mas pequeñas como tabletas y móviles, ¡tiene un problema desde ya!. Y por qué no, las app pueden ser un valor añadido muy a tener en cuenta dentro de una Ecommerce pues pueden permitir dar servicios adicionales muy útiles y prácticos al usuario como son los localizadores o la obtención de códigos promocionales.

Una atención al cliente mucho más próxima. Empresas como Whisbi llevan la delantera en este sentido. Atrás queda la “compra fría” sin ningún tipo de contacto con el departamento de atención al cliente. Ahora, las consultas y dudas del cliente pueden ser resueltas al instante e incluso pueden compartir el escritorio para dar ese apoyo tan crucial cuando el usuario está caliente y decidido a comprar.

Nuevas fórmulas de marketing. Lejos han quedado los rudimentarios envíos masivos de publicidad a través de correo electrónico. Ahora la publicidad que nos acecha, es mas “útil” pues se basa en nuestros intereses y afinidades.