Disipando los mitos de la depilación láser

Los avances en la depilación láser son cada vez mayores, pero a pesar de que ya lleva varios años formando parte de las prácticas de cuidados de muchas mujeres, y cada vez más hombres, todavía existen algunos mitos al respecto. Con la intención de desmentir estos mitos, presentamos aquí varios de los más comunes:

depilacion-laser-diodo-soprano

Mito 1. La depilación láser es dolorosa.

La verdad es que la depilación láser puede picar un poco, la sensación que suele producir es como si sintieras pequeños pinchacitos pero para ello algunos láseres utilizan refrigeración en las zonas a tratar reduciendo así drásticamente esta sensación. Sin embargo, si eres una persona que no soporta nada el dolor siempre te pueden aplicar una crema anestésica que dormirá parcialmente la zona a tratar.

Mito 2. La depilación láser no da resultados duraderos.

Dependiendo de las sesiones y la zona a tratar la posibilidad de que vuelva a crecer vello varía. Si bien no hay garantía de poder deshacerte de tu maquinilla de afeitar para siempre después de la depilación láser, la mayoría de personas pueden dejar de afeitarse durante años y algunos pueden incluso dejar de hacerlo para siempre. Esto dependerá de varios factores como lo son: tipo de piel, groso del vello, color del vello, sesiones realizadas etc. Sea del modo que sea lo que sí está garantizado en todos los casos es que si tu vello vuelve a crecer lo hará en menor cantidad, más fino y con un color más claro.

Para obtener uno resultados óptimos, los especialistas recomiendan que tras las sesiones recomendadas para cada caso, hacerse un recordatorio cada 6 meses o pasados 1 año para así asegurar una piel suave y sin vello.

Mito 3. No puedo hacerme la depilación láser en la línea de bikini.

La depilación láser puede practicarse en casi cualquier parte del cuerpo en donde haya pelo o vello: piernas, axilas, espalda, rostro y sí, también la línea del bikini. De hecho, cualquier área, excepto cerca de los ojos, puede tratarse con la depilación láser.

Mito 4. La depilación láser lleva horas.

Dependiendo del tamaño de la zona a tratar y de cuántas zonas vayas a hacer en una misma sesión. La depilación láser lleva mucho menos tiempo que el necesario para una electrólisis y es un ahorro de tiempo enorme si tenemos en cuenta la cantidad de tiempo que supone el ahorro de no volver a hacerse cera o pasarse la cuchilla por la línea del bikini.

Mito 5. Tengo que dejar que mi vello crezca durante una semana antes de mi cita.

Para obtener los mejores resultados, es recomendable afeitarse antes de la sesión. Si no has tenido tiempo o desconoces cómo hacerlo, no pasa nada, el o la profesional de la clínica te enseñará a hacerlo. La razón por la que el pelo debe ser afeitado antes es que así permite que más energía del láser alcance el folículo del pelo por debajo de la piel. No es recomendable hacerse la cera, quitarse el vello con pinzas o decolorarse el vello antes de la cita ya que pueden hacer que el láser sea ineficaz.

Mito 6. Después de un tratamiento no voy a tener ningún pelo.

Mientras que sin duda sería lo ideal, debido a que la depilación láser trabaja en el folículo no es instantánea. El vello seguirá creciendo hasta tres semanas después del tratamiento; y luego caerá de forma natural, para ayudar a que eso ocurra lavar con una esponja para acelerar el proceso de caída. Pero si no soportas el vello (aunque será mucho menos y mucho más débil) o te urge estar perfecto/a no pasa nada, puedes pasarte la cuchilla sin problemas. Normalmente se necesita una serie de varios tratamientos para reducir totalmente el pelo o vello, pero los resultados son visibles desde la primera sesión.

Mito 7.Tengo la piel morena por lo que la depilación láser no funcionará conmigo.

Si bien la tecnología láser ha mejorado dramáticamente, es cierto que las personas con piel más morena pueden ver resultados más lentos y necesitan más sesiones, pero en manos de un técnico experimentado, verás los resultados sin problemas. Es muy importante para las personas con piel más morena que consulten a un proveedor que esté familiarizado con el uso de la tecnología láser adecuado para tu tipo de piel.