Consejos para el cuidado de tu perro

Convivir con un animal en casa nos aporta múltiples beneficios que nos hace sentir bien día a día, tanto a nivel físico como psicológico. Pero, el vínculo que se establece entre ambas parte necesita de un cuidado especial para que todo funcione. Ellos son mascotas que dependen de nosotros, por eso hay que tener varios requisitos en cuenta para protegerles la salud. Dependiendo del animal con el que convivamos, tendrá unos cuidados específicos, esta vez vamos a hablarte de los que debes seguir si compartes techo con un perro:

cuidados-perro-mascotas-animales

1. Higiene

No debes bañar a tu mascota con tanta asiduidad como se hace con los humanos, tu veterinario establecerá cuál es la frecuencia que debes optar dependiendo de su raza y piel, o también puedes llevarlo a sitios encargado de ello. Aproximadamente 2 veces al año es la cifra adecuada. No obstante, se deben mantener unos mínimos de limpieza con tu perro: cepíllalo para mantenerle el pelaje y eliminar parásitos.

También es importante que cuides su dentición y masticación.

2. Visita al veterinario

Los perros deben tratarse para parásitos, tanto externos como internos, aproximadamente cada 3 meses. Hay productos específicos para pulgas o garrapatas que ayudarán a mantener a nuestro amigo limpio y libre de infecciones, pero antes de utilizar alguno, consulta al veterinario.

Las vacunas deben estar al día, ya que si no están vacunados, no pueden entrar en contacto con otros animales o humanos. Éstas no son para todos los perros igual, cada uno tiene unas características específicas dependiendo de su raza o estilo de vida que determinará el profesional cuál es la que más se adecua a él.

Es recomendable hacer uso de la esterilización, ya que aporta beneficios en la salud de nuestros perros, tanto a hembras como a machos.

También tienen que llevar el microchip y tener la cartilla sanitaria actualizada.

Si tu mascota cumple estos requisitos, no obvies la posibilidad de seguir visitando a su doctor para que le haga un chequeo cada cierto tiempo, es necesaria tener controlada su salud. Los perros, al no comunicarse, no podemos detectar a simple vista si les ocurre algo y debemos ser nosotros los responsables de protegerlos.

3. Alimentación

Ellos no tienen la misma dieta que los humanos, deben alimentarse a través de la comida preparada para ellos. También hay que considerar su raza y el gasto que hacen cada día a través del ejercicio o movimiento. Si tenemos un Golden Retriever en casa no es lo mismo que un Bichón Maltés. Hay piensos en el mercado destinados a cada edad, peso, tamaño y actividad de nuestra mascota.

4. Establece un horario

Nuestra mascota tiene sus necesidades, por eso debes marcar un horario con las horas de paseo adecuadas para que las haga. También, utiliza estos momentos para generar una rutina de ejercicio y socializar y aprovecha para hacer actividades al aire libre con él.

Con estos consejos, seguro que tu perro te estará realmente agradecido.